Historia de España



Historia de España hasta la Reconquista

Como casi todos los países de Europa, la historia de España se extiende a decenas de miles de años atrás. Esta comienza en la prehistoria, hace 35.000 años, con la llegada de los primeros hombres al territorio español. Durante miles de años distintos pueblos invadieron el territorio, trayendo consigo sus culturas y costumbres, así como también diferentes recursos y conocimientos. Entre estos pueblos se encuentran los celtas, que luego se trasladaron a las islas británicas; los fenicios, cuyo arte estaba muy influenciada por los egipcios; los cartagineses, cuya presencia en España está relacionada con la de los fenicios; y los griegos, cuyo dominio vería su fin con la dominación romana en el siglo II a.C.

Pero la historia de España se hace cada vez más compleja con la llegada de los romanos. El imperio romano extendió su poder progresivamente en torno al Mar Mediterráneo, y llegó a propagarse desde el Océano Atlántico hasta el Mar Negro, El Mar Rojo y el Golfo Pérsico, y desde los ríos Rin y Danubio y Caledonia hasta el Desierto del Sahara. A pesar de que la conquista romana generalmente estaba relacionada con la imposición de poder y no con la extinción de los pueblos conquistados, los romanos aportaron granes cambios en la arquitectura, la cultura, la política y la economía de los pueblos anexados.

Hacia el siglo VI y durante dos siglos, la historia de España nos demuestra que el territorio español fue dominado por el reino visigodo, que encontró su fin en el 711 con las invasiones musulmanas, al derrotar al rey visigodo, Don Rodrigo, en la batalla de Guadalete. El dominio de los musulmanes comienza cuando la familia Witiza, familia del rey visigodo que gobernó el Reino visigodo de Toledo anteriormente, les pide ayuda a los musulmanes para combatir a Don Rodrigo. El nombre del área controlada por los musulmanes comenzó a ser conocida como al-Ándalus, y perduró desde el año 711 al 1492.

La población musulmana que ocupó la mayor parte sur del territorio que hoy se conoce como España estaba formada por árabes y beréberes. Estos dos grupos lucharon durante mucho tiempo por el poder de las tierras en una guerra civil. Pero este conflicto encontró su fin con la llegada de Abd al-Rahmán I, el primer emir independiente de Córdoba, la provincia dependiente del Califato de Damasco, que era el linaje árabe que ejercía poder sobre al-Ándalus. Pero mientras al-Ándalus se desarrollaba culturalmente (como la fundación de una biblioteca), así como científica y artísticamente, los reinos cristianos de la Península Ibérica ya buscaban el control del área peninsular que ocupaban los musulmanes y avanzaban desde el norte hacia sur, lo que culminó en la Guerra de Granada, que duró diez años y terminó con la renuncia negociada del rey Boabdil. En esta guerra se utilizaron armamentos y tácticas muy complejas y sofisticadas, por lo que hoy se la considera muy moderna para la época y tal vez el inicio de la evolución bélica del Occidente.

La historia de España es muy rica y compleja, y hasta aquí sólo contamos el comienzo. Si desea aprender más sobre la historia de España, consulte el resto de nuestro sitio.